¿Podría padecer un Trastorno Obsesivo Compulsivo (T.O.C.)?

Trastorno Obsesivo Compulsivo

¿En demasiadas ocasiones te sientes muy incómodo, angustiado cuando dejas de controlar, prevenir o facilitar algo? ¿También cuándo “necesitas”remediar los efectos negativos de algún acto o pensamiento? Si es así y además te sientes compelido, “obligado” a ponerle remedio a tamaña desazón quizás estés desarrollando un Trastorno Obsesivo Compulsivo (T.O.C.).

Publicado en Trastorno Obsesivo Compulsivo | Etiquetado , , | Deja un comentario

¡Cuida Tu Lenguaje! Crea Realidades…

Lenguaje crea realidadTodos podemos estar de acuerdo en que existe una realidad ahí fuera, independiente de nosotros, un “mundo”con el que nos relacionamos, aceptamos o no, nos gusta o disgusta, etc. Pero ¿qué ocurre si digo que el ser humano puede crear realidad, que cada uno de nosotros puede crear su propia realidad? Me explico: “cada persona no sólo puede describir la realidad -a través del lenguaje- sino que además puede crearla -también a través del lenguaje”-. Es decir podemos y de hecho lo hacemos constantemente, usar el lenguaje como herramienta para crear realidad, para crear mundo con el que relacionarnos. ¡Cómo…? Sí eso es. ¡Moldeamos nuestra experiencia con el mundo en base a las historias que nos contamos a nosotros mismos, de nuestro “discurso interior”!
Veámoslo con más detenimiento porque es algo importante, poderoso. No estoy hablando de tonterías como: “dite que vas a acertar la combinación de La Primitiva que al final acabarás acertando”, eso sería fantasear; sino de crear o eliminar posibilidades. Para ello hemos de entender una de las estructuras que conforman el lenguaje: las valoraciones (evaluaciones u opiniones).
Las valoraciones, constituyen opiniones, puntos de vista, etc. desde las que se actúa, desde las que se abren unas posibilidades de relacionarse con el mundo o no. Por supuesto como opiniones que son, no tienen que ser verdaderas o falsas, pero desde ellas “puedes moverte”. ¿Qué ocurriría si te dijeras a ti mismo que no puedes o que no debes hacer tal o cual cosa? Pues que esa cosa, ese asunto, nunca existirá…

Entonces… ¿vas a crear alguna posibilidad mañana, dentro de un rato?

Publicado en Lenguaje | Etiquetado | Deja un comentario

¿Por qué hablar -con alguien- de lo que nos duele nos hace sentir mejor?

Estamos habituados a oír cosas como: “deja salir tus sentimientos; ventila tus emociones; la tristeza compartida es menos tristeza, etc.” Consejos que a todos nos suenan, pero que no sabemos realmente a qué responden.
En mi opinión, el mero hecho de hablar, aunque pueda suponer un primer paso hacia la solución de una situación ansiógena o el exponer y quizás concretar los motivos de tu tristeza; no resulta tan potente -o al menos muy poco más, dependiendo del caso- como el ser escuchado por una persona que acoja tu mensaje con afecto y comprensión. Probablemente el mejor “calmante” que se conoce…

Publicado en Uncategorized | Etiquetado | Deja un comentario

Fuerza de Voluntad vs Distracción

Estaba viendo -hace un momento- en el televisor un programa sobre el cerebro y tal. En él hacían referencia a un experimento clásico sobre el comportamiento de autocontrol.
Básicamente, la prueba consiste en dar a elegir a niños entre comer una golosina ahora o esperar 15′ y entonces obtener tres. El resultado: la mayoría de los niños sucumben a la tentación y no esperan.
Pero lo que a mí me gusta del estudio no es el resultado, sino cómo llegan a controlarse los niños que exhiben mayor “autocontrol”. Nada de fuerza de voluntad, nada de control mental o algo parecido, sino distracción pura y dura. Aquellos niños que demoraban la recompensa, de una u otra manera quitaban el estímulo de delante suya; unos jugaban con la silla, otros daban vueltas por la habitación, etc.
Claro, que los niños eran lo suficientemente pequeños como para no estar contaminados con “lo mental”, conceptos endebles como la “fuerza de voluntad”, etc. ¡Ni siquieran hacían “mindfulness”…!

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

El concepto de “Flow” (fluir) y su relación con “La Felicidad”

Publicado en Uncategorized | Etiquetado | 1 comentario