Una Razón Para que las Vacaciones Duren al Menos Tres Días

Estudios de psicología social, han determinado recientemente que tres días son los mínimos necesarios para que una persona deje de estar influida por las normas de los grupos a los que generalmente se ve expuesto. De esta manera, serían pasados esos tres días que la gente empezaría a comportarse más libremente o a plegarse a las normas y costumbres de grupos nuevos y quizás experimentar una placentera ruptura con la inercia laboral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *